miércoles, 30 de septiembre de 2015

Para tu muerte




No quisiera tu muerte en esta noche
de invierno, lluvia y honda soledad,
cuando flébil estalla aquel derroche
de algarabía infante y breve_edad.

No module el ocaso la tristeza
nocturna de pretéritos jardines
donde, quizá, las rosas y jazmines
revelaron a tu alma la belleza.

Recoja tu partida en el camino
destellos amistosos, sol radiante
y lágrima feliz de fiel amante.

Repite de las fieras el destino:
grande victoria en la tenaz porfía
y una tumba en los páramos un día.


No hay comentarios: