viernes, 18 de septiembre de 2015

Invierno Impasible




Cae el invierno duro
sobre el jardín desamparado.
Abraza la agonía
las crestas anhelantes de las flores.

Se rinde el alelí,
y nadie ya presiona con los dedos febriles
los bulbos de los lirios.

Se debaten tardías mariposas
e ingrávidas libélulas en el pardo silencio.
Irrumpen las raíces vetustas de los líquenes
y el frío acoso de la muerte.

En un rincón, casi en penumbra,
sobre el alma amarilla de una rosa,
el gélido demonio se complace
chupando la beldad como un vampiro.


No hay comentarios: