martes, 15 de septiembre de 2015

Cuando cerque el desierto




Cuando te cerque la aridez
y agotes los caminos de tu desierto actual,
tu persistir heroico por la arena
será una imagen
que la curiosidad ya no despierte.

Si en el tenue espejismo del ayer
te contemplaras,
y creyeras hallar reflejos de tus ojos
cuando aún se encendían,
no serán sino rayos fugitivos
de la mirada en fuga.

La vastedad, cuanto más la examines, 
y mucha encuentres las razones desérticas
de lo feliz que fuiste,
menos evitarás la angustia
pues ella es su legado.

Mas no te aflijas, será también
como si viejas dunas
trajesen los oasis a tu encuentro,
y el corazón los saludara
agradecido y suplicante.


No hay comentarios: