jueves, 3 de septiembre de 2015

Cansado de pensarte




Pájaro caído en el mar de la noche,
mis recuerdos –anclas vencidas-
cuelgan del borde de mis alas.

En esta soledad que moja
sin ahogo su inmensidad,
persisto con las dudas extendidas.

En el vaivén de olas impacientes,
ay, la vigilia intolerable
sólo permite dormitar de a ratos.

La negrura nefasta
reaviva mi penosa involuntad
de recordarte.


No hay comentarios: