sábado, 5 de septiembre de 2015

Arte poética




En aguas de la luz, con fiel arrojo,
discurro los recónditos lugares,
buscando cuentas claras de collares
oscurecidas más allá del ojo.

Más allá del deseo, del antojo,
donde hostigan los diablos de los mares:
hastío, ansia, miedo, confesares
ocultos de la máscara en cerrojo.

Al solaz de una playa y buenos vientos,
mitigo los constantes desalientos
hallando la razón de mi porfía:

combatir y vencer las marejadas,
reparando las naves averiadas
en la tozuda tempestad impía.


No hay comentarios: