jueves, 10 de septiembre de 2015

Amándote en el espejo del tiempo




Amo la ingravidez de tu jardín,
la madreselva de tu piel
en el tapujo por hálitos de sol entero,
el polen de tu risa, 
los brotes del pistilo de tus labios,
tus ojos en el cielo de las margaritas.

Reálzate en la órbita del colibrí que soy
y cede a la succión tus ansias tímidas,
despliégate al espejo de la nubes
con tu pasión de lluvia.

Agóstate en mi canto.

En el venero de la tierra, pronto
refractarán las horas tus pétalos efímeros
y mis alas sin nombre.


No hay comentarios: