miércoles, 2 de septiembre de 2015

Alfonsina Storni



                                                    Oh mar, dame tu cólera tremenda.
                                                                             Alfonsina Storni


Exhumas el olor de los rosales
y pasan tus amores por el alma quieta,
y luz sobre tu rostro de tormentos
que siempre busca las estrellas.

Mañanas claras de tus negros días,
los veranos se alejan y te dejan
tras el cristal de la ilusión romántica
en la pasión que te envenena.

En la quietud nocturna de los bares
frente a frente tus manos sin respuestas,
tu corazón de música,
tus amores se alejan y te dejan,
mientras vuelve la luna entre las nubes,
tu silencio y tristeza,
tu soledad aguda,
tu último poema.

Sueñas la noche,
el mar y sus arenas,
el amor y sus llantos,
sueñas despierta y ves los días que te dejan,
y ves la vida que se marcha lentamente,
y los tiempos que pasan y el amor y sus penas.

Entre tus manos pálidas duermen las caracolas,
y acomete el hastío y la vida se aleja,
y la enorme esperanza del ocaso decae
y una partida al mar en la noche secreta.


No hay comentarios: