miércoles, 19 de agosto de 2015

Ella me quiere


Ella coge el sándwich en la nevera
y se roba a sí misma para ofrendármelo.

Se ocupa de comprarme calcetines,
cortarme las uñas,
indagar mi apariencia:
el largor de mi pelo,
y hace conjeturas
sobre mi yo circunstancial.

Ella me quiere –lo proclama-.
Con sonrisa franca me quiere,
con embarazo, tal, que busca distraerse
en cualquier detalle,
y amonestarme con falso enojo,
cuando la miro cautivado.

Y yo también la quiero,
tanto la quiero que no podría vivir sin ella,
tanto la quiero que quisiera
que viva más que yo,
tanto la quiero que quisiera
morir primero.


1 comentario:

Ana Muela Sopeña dijo...

Qué bien escribes, Óscar:

Un beso grande
Ana