jueves, 18 de julio de 2013

Amor y deseo




Los amantes persisten, más allá del deseo,
en la búsqueda del amor,
creyendo que el amor pudiera ser
la consecuencia del deseo,
como si al apagar el fuego de la carne,
de sus cenizas últimas surgiese
otro fuego más vivo, como un fénix de lumbre,
para que con sus alas los cubriese
y vivieran por siempre felices y acunados.

Pero intuyen las brasas del deseo
y la desnuda piel sobre la piel del otro
que la luz del amor es propia
aunque nazca también
inusitadamente del deseo.


2 comentarios:

F.E.León dijo...

Es difícil articular un comentario sobre cualquier poema, Óscar, y más cuando uno tiene señales convincentes de que habla con alguien que ama la poesía y que a través de lo que escribe demuestra que ha leído mucho y nos puede dejar muestras dignísimas de asimilación personal de estas lecturas. No puedo sustraerme de la sensación de ver aquí la huella del mejor Cernuda, en esto puedo equivocarme, pero sin duda me encuentro ante un poema muy hondo, muy bueno.

Un abrazo.

poessia dijo...

Hola Óscar, no me sirve tu antiguo email, si me escribes, tengo algo que contarte. Un cordial saludo, hasta pronto