lunes, 30 de junio de 2008

Romance de la noche de luna



Era una noche de luna
en la casa solariega.
La brisa rozaba el cuerpo
de la tendida doncella,
sobre desnudos contornos
evocando una gacela,
entre el aroma de lirios
de la ardiente primavera,
mientras la luz irrumpía
sobre las sábanas, lenta.

La sed



tenía sed
enorme sed lo consumía