domingo, 6 de septiembre de 2015

desnacer


Lo que debes preferir a todo es, 
para ti mortal, lo imposible:
es no haber nacido, no ser, ser nada. 
Sileno.

mis párpados se abren y se cierran
mis ojos sufren la intensa luz
mi grito es un eco cavernario
mis labios se dilatan con ansias de succión

nada comprendo aún sobre mi ser

me han arrancado de mi dulce sueño
contraigo mis perplejos músculos
mis oídos padecen el enjambre de las risas
me domina el atávico terror

todo comprendo entonces de mi ser

quiero el retroceso de mi parto brutal
quiero mi tibio útero y su infinita paz
quiero de nuevo mi inexistencia
quiero de nuevo mi eternidad